Vexed Shoes- Store

CUIDADO DEL CALZADO

CUIDADOS GENERALES DEL CALZADO DE CUERO

Existen cuidados habituales que te ayudarán a prolongar la vida útil de tu calzado de cuero. Técnicas de guardado, la selección de los productos de aseo y los lugares donde utilices este tipo de prendas son importantes para su conservación. Sigue las siguientes recomendaciones para el cuidado general de tus zapatos.

Limpia antes de guardar. Es indispensable que guardes tu calzado de cuero sin restos de polvo, lodo, manchas de agua u otro agente que pueda dañarlos. Realiza una rutina de limpieza posterior a su uso.

Almacena adecuadamente. Te sugerimos guardar sus zapatos en un lugar donde no queden expuestos a luz solar. Además, la zona debe estar climatizada, no debe haber excesos en las temperaturas. El armario, el zapatero o debajo de la cama, son sitios idóneos. Si pasarás más de un mes sin usar tu calzado, rellénalos con papel sin ácido. Esto te ayudará a mantener su forma.

Evita guardar zapatos húmedos. Almacenar el calzado sin haber secado puede ocasionar que se deforme y que adquieran mal olor.

No envuelvas en plástico. El calzado de cuero debe respirar, si lo vas a envolver debe ser en papel sin ácido. El plástico deforma y destiñe las pieles.

Impide amontonar los zapatos. Evita colocar un zapato sobre otro, ya que podrían rayarse.

Verifica los productos. Antes de aplicar cualquier químico de limpieza a tu zapato, verifica que sea el adecuado para el material. Si todavía tienes dudas, haz la prueba en una zona pequeña que no sea muy visible.

Ten cuidado donde pisas. No es recomendable que lleves tu calzado de cuero en días lluviosos, cuando hay charcos por doquier. También debes evitar el césped si son de charol.

CONSEJOS PARA MANTENER LA SUELA DE TU CALZADO

Al igual que la parte vistosa del calzado, las suelas también necesitan cuidados. Cabe recordar que este es el punto más expuesto al desgaste, en especial si es de piel. Darle a esta zona el mantenimiento adecuado evitará que se deteriore con facilidad. Para ello es importante que sigas el siguiente procedimiento.

Límpialas con agua tibia y jabón. Realiza esto con ayuda de un paño de microfibra.

Sécalas con un trapo. Una vez limpias, utiliza un paño seco de microfibra para retirar el exceso de humedad.

Encera uniformemente. Cuando las suelas estén secas en su totalidad, aplica una fina capa de cera hasta que quede bien cubierto el cuero.

Cepilla con cuidado. Para pulir tus suelas, cepíllalas luego de encerarlas. Debes hacerlo como en la parte superior del zapato: con movimientos circulares.

RECOMENDACIONES DE USO

Parte de la conservación de tu calzado también depende del buen uso que les des. Además de tener cuidado con los sitios en donde lucirás tus zapatos de pieles, también es importante cuidar del interior de los mismos. Tu higiene y el estado de pie juegan un papel fundamental.

Utiliza calcetines. Más que al calzado, te protege de la formación de ampollas.

Aplica vaselina. Si existe una zona del zapato que roce con tu piel, aplícale un poco de vaselina. Así evitarás las molestias y el desgaste de la prenda.

Mantén tus pies secos. La humedad causa ampollas y mal olor tanto en tus pies como en el calzado. Emplea talco o desodorante para mantenerlos secos.

Vigila la pedicura. Cuidar tus pies de la resequedad, así como evitar afecciones como uñeros y hongos es parte fundamental de la higiene interior de tu calzado.

Esperamos que esta guía para cuidar tus zapatos de cuero sea de utilidad para ti. Si todavía tienes dudas sobre este tema, contáctanos. Siempre estamos atentos a tus comentarios.

Carrito de compra
Abrir chat
Servicio de asesoria
Hola, soy Rebeca
¿en que puedo ayudarte?